En esta sección vamos a hablar de un tema muy curioso e interesante desde el punto de vista medioambiental, educativo y pedagógico. Vamos a tratar el asunto de las cajas nido para aves. Es otra manera de proteger y conservar la naturaleza y acercarse a ella, fundamentalmente al mundo de las aves. Con el término caja nido se define un habitáculo artificial construido por el ser humano que puede tener diversas formas y estar hecho con materiales diversos y que está concebido para 3 fines básicos: La protección de las especies animales que crían en agujeros y que viven en un ecosistema deteriorado. Facilitar el estudio de muchos aspectos de la biología de aves, mamíferos y otros animales. La divulgación y la educación ambiental. De cara a la conservación de las aves el primer objetivo es fundamental puesto que hay una serie de pájaros que es a los q va dirigida la construcción de cajas nido q necesitan de agujeros para criar. Todo aquel que se pasee por nuestros montes puede comprobar que actualmente nuestras masas forestales carecen de árboles grandes q puedan presentar oquedades que faciliten la cría de las aves.

Son bosques jóvenes, producto del uso y manejo abusivo que el ser humano ha hecho de ellos en épocas pasadas, con talas y cortas inadecuadas. Como consecuencia de ese desequilibrio es fundamental cubrir esas necesidades de las aves proporcionándoles estas cajas nido.La Administración ha dedicado de vez en cuando partidas económicas para construir cajas nido y distribuirlas por los montes. También hay empresas que se dedican a la fabricación y venta de cajas. Claro que como hemos comentado antes la construcción y colocación de cajas nido puede ser un actividad de educación ambiental q cubra importantes aspectos pedagógicos en lo q se refiere al cuidado del medio ambiente, sobre todo para nuestros niños y jóvenes.Por eso no hay nada mejor ni más gratificante que construir uno mismo las cajas, ponerles incluso tu nombre, colocarlas y luego ver como crían en ellas. Aves que las ocupan Las cajas nido van dirigidas a todo tipo de pájaros que necesiten de agujeros para criar. Desde aves insectívoras de las pequeñas como petirrojos, carboneros, herrerillos, agateadores, etc…..hasta mochuelos, autillos, cárabos, cernícalos, vencejos, palomas, grajillas….. Siendo esos pájaros tan diferentes en tamaño, las cajas también tendrán que ser diferentes y tienen que ser fabricadas pensando en la especie de ave a la que van dirigidas. Cada especie necesita unas dimensiones mínimas internas de la caja. Para los pajarillos pequeños, digamos, se hacen las cajas convencionales esas que vemos por el campo de cuando en cuando, que son pequeñas aunque necesitan unas dimensiones internas mínimas de 12x12 cm.

Incluso dentro de este tipo de cajas también puedes condicionar el tipo de ave que quieres que entre según el diámetro del agujero de entrada. Si haces el agujero suficientemente pequeño solo permitirá la entrada a pájaros pequeños, evitando la entrada de aves más grandes, p. ej. gorriones que es una especie que no necesita de agujeros para criar aunque luego los use también. Lo mejor es fabricar una gama amplia de distintos tipos de tamaño de caja, de agujeros y materiales para cubrir un abanico grande de especies a las que beneficiar.  Evidentemente cuando se idea una caja para cárabos, por ejemplo, que es una rapaz nocturna mediana, la caja también tiene q ser la apropiada. De todas maneras hay mucha bibliografía e información en Internet sobre todo ello. Aves que las ocupan Las cajas nido van dirigidas a todo tipo de pájaros que necesiten de agujeros para criar. Desde aves insectívoras de las pequeñas como petirrojos, carboneros, herrerillos, agateadores, etc…..hasta mochuelos, autillos, cárabos, cernícalos, vencejos, palomas, grajillas…..  Siendo esos pájaros tan diferentes en tamaño, las cajas también tendrán que ser diferentes y tienen que ser fabricadas pensando en la especie de ave a la que van dirigidas.

Cada especie necesita unas dimensiones mínimas internas de la caja. Para los pajarillos pequeños, digamos, se hacen las cajas convencionales esas que vemos por el campo de cuando en cuando, que son pequeñas aunque necesitan unas dimensiones internas mínimas de 12x12 cm.  Incluso dentro de este tipo de cajas también puedes condicionar el tipo de ave que quieres que entre según el diámetro del agujero de entrada. Si haces el agujero suficientemente pequeño solo permitirá la entrada a pájaros pequeños, evitando la entrada de aves más grandes, p. ej. gorriones que es una especie que no necesita de agujeros para criar aunque luego los use también. Lo mejor es fabricar una gama amplia de distintos tipos de tamaño de caja, de agujeros y materiales para cubrir un abanico grande de especies a las que beneficiar. Evidentemente cuando se idea una caja para cárabos, por ejemplo, que es una rapaz nocturna mediana, la caja también tiene q ser la apropiada. De todas maneras hay mucha bibliografía e información en Internet sobre todo ello. Materiales de fabricación y montaje Las cajas nido se pueden hacer de muchos materiales. De madera, de PVC, de cemento, mezclas de cemento y arcilla, corcho….aunque lo normal es hacerlas de madera. Se recomienda q sean de madera, no de conglomerado porque con las condiciones meteorológicas se deterioran rápidamente.

También el grosor de la madera ha de ser de al menos 1,5 cms para conseguir q la caja pese un poco para q si hace viento no se balancee mucho. Si se hace una caja de panel, por ejemplo, es fácil que sea zarandeada por el viento y dificultará o imposibilitará q sea ocupada. Creemos que lo mejor es ir a alguna tienda o empresa de madera y pedirles los deshechos que tengan y con esos tablones que ya no les sirven darles una utilidad y construir cajas con ellos. Otra cosa importante es la protección de la madera. En la bibliografía se recomienda que se le de unas capas de aceite de linaza al exterior para protegerla de las inclemencias, pero al final, lo mejor es directamente ponerle barniz de exteriores con varias capas para que dure lo más posible, eso sí, sólo por el exterior porque si se le echa al interior quizá los pájaros puedan tener problemas al ser productos tóxicos y normalmente muy olorosos. A la hora del montaje también es preferible acoplar las piezas con tornillos en vez de clavos puesto que estos pueden desclavarse con el tiempo y si hace falta no está de más echarle cola a las distintas uniones. Colocación de las cajas y pautas para ello.  En principio, si hablamos de las cajas nido convencionales para pajarillos pequeños que vemos en los bosques al pasear, hay que colocarlas con la entrada mirando al este o sureste para que le den los primeros rayos de sol del día q son los mas suaves. Hay que colgarlas de su gancho en una rama de mediano grosor para que tampoco se balancee mucho y que sea lo mas horizontal posible.

La altura ha de ser de mínimo 2.5 metros para q el pájaro esté seguro de que ningún depredador va a alcanzarla. También ha de estar separada del tronco del árbol y de otras ramas por ese mismo motivo y para que si se balancea con el viento no choque con ellas. En lo que se refiere a la densidad adecuada de cajas, se habla de poner unas 30 por hectárea, pero eso depende también de la zona elegida, de la existencia de árboles grandes, etc….pero eso sí, no ponerlas a menos de 25 metros unas de otras.  En cuanto a otras cajas para otro tipo de aves hay de todo. Para las rapaces nocturnas se pueden colocar acopladas al mismo tronco del árbol aseguradas con bridas por ejemplo. Para los martines pescadores hay q enterrarlas en el suelo, para los vencejos hay q colocarlas atornilladas en los muros debajo de los aleros….en fin, hay mucha casuística. Época de colocación Es conveniente colocarlas a final de verano, a la vez que se limpian las que estaban puestas. Hay bibliografía que comenta que los pájaros empiezan a buscar sitio para criar prácticamente en septiembre, preparando ya la temporada de primavera. Se aprovecha el momento y se limpian y arreglan las que estaban puestas y se ponen nuevas si hiciera falta. Mantenimiento de las cajas Es recomendable que una vez puestas sean revisadas al final de la temporada de cría, allá por septiembre-octubre. Las que hayan sido ocupadas tendrán dentro materiales de construcción del nido que han llevado los padres y todo este material ha de ser limpiado puesto que seguramente alberga parásitos propios de las aves y es conveniente sacarlos para que el año que viene el nº de pollos no se vea reducido por la acción de estos parásitos. También hay que revisar si la caja se ha deteriorado o si necesita alguna pequeña reparación.
 Beneficios de la colocación de las cajas Pues en primer lugar, hemos comentado antes que nuestras masas forestales son jóvenes y las aves no tienen demasiados agujeros y oquedades propicias para criar, por lo que es un factor limitante para la presencia de esas aves trogloditas. Por eso, la colocación de cajas nido lo primero que va a tener como consecuencia es el aumento de ese tipo de aves. Luego, paralelamente esto tiene un efecto sobre toda la cadena trófica, más elementos en el ecosistema y más interacciones entre todos. De todas maneras, uno de los efectos más llamativos y beneficiosos de la colocación de las cajas nido es la acción que realizan las aves que las ocupan sobre el ecosistema al actuar como controladores naturales y biológicos de las plagas existentes en el bosque. Sobre todo en época de cría puesto que alimentar a una nidada de 7-8-9 pollos que pueden tener algunas parejas conlleva una recolección grande de alimento en forma de larvas, mariposas, escarabajos, etc…Por ejemplo, hay muchas especies de aves que se alimentan de las larvas de la procesionaria del pino, así que una colocación intensiva de cajas nido en pinares susceptibles de ser afectados por este tipo de plaga podría atenuar sensiblemente sus efectos sin tener que aplicar técnicas mas agresivas de eliminación de este insecto como sería la fumigación, que al fin y al cabo es poner en circulación un producto tóxico.
Y no sólo tenemos que hablar de bosques puesto que hay multitud de aves que viven en nuestros propios jardines, parques y huertos por lo que la colocación y ocupación de cajas nido en estos entornos también son beneficiosas puesto que controlarían igualmente las plagas agrícolas y de nuestras plantas de jardinería. Aparte hay que decir que las aves utilizan las cajas también para dormir, con lo que el refugio que las cajas suponen para las aves, sobre todo en invierno, cuando las condiciones son más duras, conlleva una disminución en la mortalidad de los pájaros. Así que, como vemos, todos son efectos beneficiosos.  Qué hacer una vez puestas Pues una vez puestas lo que hay que hacer es dedicarse a la observación de la misma a ver si es ocupada por algún pájaro. Coger los prismáticos, o incluso a simple vista, para ir observando al llegar la época de cría si alguna pareja ha establecido su sitio de cría allí. Sí es importante tener en cuenta que durante la época de cría las aves que crían en cajas nido, igual que el resto, no han de ser molestadas bajo ningún concepto, entre otras cosas porque va en contra de la Ley.
 No se pueden descolgar las cajas y abrirlas porque en ese proceso de manipulación los padres pueden abandonar el nido, los huevos se pueden romper u ocurrir algún percance que echaría por tierra todo el esfuerzo, el nuestro y el de ellos, claro, que es el más importante. Así que lo mejor es disfrutar con las entradas y salidas de los padres cuando están incubando o alimentando a los pollos. Comprobar que una de tus cajas ha servido como casa para ellos es una de las experiencias más gratificantes y emocionantes que puede uno sentir. Otras especies q se pueden beneficiar de las cajas nido Específicamente también se hacen cajas para los murciélagos que son especies que están en franca regresión y que juegan un papel muy importante en el control de insectos. Son cajas muy parecidas a las de las aves aunque las entradas y forma de las mismas son un poco diferentes, siendo el fundamento el mismo, conseguir refugios para ellos. Aparte de esto, cuando se revisan las cajas a final de temporada se puede ver de todo dentro de ellas. Avisperos, enjambres de abejas, salamanquesas, avispas alfareras, lirones, tijeretas, ratoncillos, ratas, etc Así q, si se encuentra todo esto quiere decir que les ha gustado la caja y que se han beneficiado de ella, así que se da uno por satisfecho aunque no hayan criado pájaros. Estudio de las aves mediante las cajas nido Es otro de los objetivos que se persigue con la colocación de las mismas. Estudiar una especie de ave que cría en agujeros es difícil excepto en el caso de que tengas cajas nido donde es mas fácil cogerla, abrirla y manipularla y observarla, evidentemente con los correspondientes permisos y con un cuidado exquisito, puesto que como siempre decimos, el bienestar del ave está por encima de todo.  Para terminar podemos hacer referencia al papel que tienen también las cajas nido en la educación ambiental. No hay nada más gratificante que invitar a un grupo de personas, si puede ser que vengan con niños, ponerte a construir cajas nido, involucrarlos en ello, explicarles lo importantes que son, el papel que cumplen y luego ir colocándolas, aprovechar para disfrutar del campo al mismo tiempo y aprender más cosas de lo que nos rodea. Y luego, por supuesto, asistir al momento culminante, que es comprobar que las cajas han sido ocupadas por unas aves a las que se les ha facilitado la cría y que además son espectacularmente bonitas. Eso produce una satisfacción tremenda. AGNADEN ha llevado a cabo este tipo de actividades desde su fundación habiendo construido y colocado cientos de cajas nido por nuestros montes.